Buscar este blog

miércoles, 26 de junio de 2013

Magdalenas caseras

* INGREDIENTES *

* Huevos 3 unidades
* Harina floja 200 gramos
* Azúcar blanco 125 gramos
* Leche 50 gramos
* Aceite de oliva 100 gramos
* Levadura química (tipo Royal) 1/2 sobre



* PREPARACIÓN *




En un bol grande batimos los huevos con unas varillas, con movimientos rápidos y envolventes, procurando que nos quede el batido esponjoso y aireado.



Añadimos ahora poco a poco el azúcar mientras seguimos batiendo y mezclando de la misma manera. Toca el turno del aceite, lo vertemos despacio y lo vamos mezclando con el resto de ingredientes.




Seguimos el mismo proceso con la leche, luego la harina, y finalmente la levadura química. Metemos la mezcla en el frigorífico y mientras se enfría colocamos los moldes de silicona sobre la bandeja, e introducimos el papel rizado dentro de ellos.




Antes de verter la mezcla en los moldes, le damos una pequeña batida ya que con el frío se habrá espesado un poco. Llenamos hasta ¾ partes y horneamos 15 minutos a 200º C. Con el calor del precalentado y a esta temperatura las magdalenas deben de subir sin problema.


Una buena solución si no tenéis placa para magdalenas, usar moldes de silicona
y meter dentro las cápsulas



Su estado idóneo es cuando comprobamos que están con el copete perfecto y doraditas. Este punto es importante ya que sabéis que de un horno a otro pueden variar el calor y el tiempo. Pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos reposar dentro de los moldes de silicona, para que asiente bien la masa.


Yo les eché azúcar por encima, como las clásicas


El interior de las magdalenas


ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO. BUEN PROVECHO. NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA RECETA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen todos los comentarios, sobre todo las críticas constructivas. Si tienes alguna sugerencia para alguna receta deja tu e-mail y todos serán contestados.

CHEESECAKE

CHEESECAKE Hay tartas de queso que dan demasiado trabajo para la poca satisfacción gastronómica que dan al comensal, y hay tart...