Buscar este blog

viernes, 12 de abril de 2013

**D** Repollo al horno 237 kcal ración




-INGREDIENTES:

* 1 Repollo (1 kilogramo aproximadamente)
* Harina de trigo 10 gramos
* Leche desnatada 250 centilitros
* Aceite de oliva 1 cucharada
* Tomate frito comercial 50 gramos
* Sal
* Nuez moscada
* Pimienta blanca
* Orégano o tomillo (opcional)
* Queso rallado light 10 gramos (opcional)


Limpiamos el repollo de hojas e impurezas exteriores y nos deshacemos del tallo. Lo cortamos en juliana, en tiras finas como muestra la foto de la izquierda y cubrimos de agua, echamos una pizca de sal, y como truco, si queremos evitar que toda la casa nos huela fatal, ya que tanto el repollo como la coliflor, durante la cocción desprender un olor bastante desagradable, debemos añadir unas gotas de vinagre a la olla, puede ser vinagre de vino o de manzana, nunca de módena.

Cocemos durante unos 20 minutos a fuego moderadamente fuerte, dependiendo del tipo de fuego que usemos, gas o vitrocerámica.


 Mientras el repollo cuece aprovecharemos para hacer una bechamel ligera, para ello utilizaremos los 10 gramos de harina, la cucharada de aceite de oliva, si es virgen extra mucho mejor, y la sal, nuez moscada y pimienta blanca al gusto de cada cual, teniendo en cuenta que la pimienta dará un toque picante, y que si os pasáis posiblemente quedará una bechamel con un sabor bastante desagradable.






Empezamos calentando una sartén en el fuego, yo he utilizado una pequeña de unos 22 centímetros de diámetro, en cuanto esté bien caliente echamos el aceite.


A continuación agregamos los 10 gramos de harina, bajamos el fuego de fuerte a medio y removemos sin parar para que los dos ingredientes liguen perfectamente.




Vamos añadiendo poco a poco la leche a la vez que removemos para que todo se vaya uniendo.






Así es como nos irá quedando la masa a medida que vaya absorbiendo la leche, en ese momento añadiremos el resto del líquido y seguimos removiendo hasta...





... obtener éste resultado. No debemos olvidar, que aunque veamos que nuestra bechamel ha quedado muy líquida, según vaya enfriando, también va a ir espesando.


Llegados a éste punto debemos añadir la pimienta blanca....



... y la nuez moscada, así como el punto de sal que queremos darle a nuestra bechamel. Mejor echar poco a poco e ir rectificando, si no queréis volver a empezar de nuevo el proceso por hacer una bechamel con un sabor demasiado fuerte. Dejar reposar a fuego muy bajo durante unos 5 minutos.




DEBERÍA QUEDAROS ASÍ MÁS O MENOS. RESERVAR.


El repollo ya debería haber cocido, así que lo retiramos del fuego, cogemos un escurridor, y con cuidado de no quemarnos escurrimos todo el líquido, en cuanto haya escurrido todo el líquido, después de unos minutos, si lo habéis pesado como yo antes de cocerlo, comprobaréis que ni ha ganado ni ha perdido peso, a mi me pesaba 850 gramos, cosa que os vendrá muy bien a la hora de calcular las calorías del plato.






En un cuenco mezclamos el tomate frito comercial con una pizca de sal, yo personalmente le echo una pizca de orégano o tomillo, ya que el sabor que le da esas especias me encanta.






En una fuente para horno mezclamos la cantidad de repollo que vayamos a comer con la salsa de tomate,removemos hasta mezclarlo todo bien.







Acto seguido vertemos sobre el repollo la salsa bechamel, y ayudándonos con una cuchara o con una espátula de silicona, más rápido y sencillo, recubriremos toda la superficie, intentando tapar todos los huecos.

Esto ya es opcional, pero no cabe duda que le da un toque de sabor y color a la receta, yo le eché por encima 10 gramos de queso rallado light, son tan sólo unas pocas calorías más y el gratinado queda mucho mejor.








Precalentamos el horno 10 minutos a 230 grados y metemos nuestro plato otros 10 minutos en la parte media, calor arriba y abajo, si tenéis grill ponerlo durante los últimos 5 minutos para que no se os queme.








Pasados los 15 minutos...









Y listo para comer...

ESPERO QUE OS GUSTE. BUEN PROVECHO Y HASTA LA PRÓXIMA.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen todos los comentarios, sobre todo las críticas constructivas. Si tienes alguna sugerencia para alguna receta deja tu e-mail y todos serán contestados.

CHEESECAKE

CHEESECAKE Hay tartas de queso que dan demasiado trabajo para la poca satisfacción gastronómica que dan al comensal, y hay tart...