Galletas de almendra y chocolate

Los ingredientes
* INGREDIENTES *

* Almendras molidas 200 gramos
* Azúcar 100 gramos
* Azúcar avainillado 10 gramos
* Claras de huevo 2 
* Nata líquida 3 cucharadas

* PARA LA COBERTURA *

* Chocolate de cobertura negro 3/4 de tableta
* Aceite de oliva 30 gramos








La elaboración de ésta receta es muy sencilla y el resultado es estupendo. La cobertura es opcional, habrá gente a la que no le guste el chocolate, o la que prefiera el sabor de la almendra, por lo que se puede ahorrar el paso de de cubrir las galletas con la cobertura de chocolate. También podéis hacer éstas galletas con avellanas o nueces, sólo tendríais que cambiar el ingrediente principal. Con estas cantidades salen unas 12 galletas, si queréis hacer más sólo tenéis que multiplicar los ingredientes.



* PREPARACIÓN *

Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180 grados, ya que no nos llevará más que cinco minutos escasos elaborar la masa de las galletas. En la placa del horno colocamos papel sulfurizado, no es necesario enharinarlo ni cubrir con mantequilla ya que se sueltan muy fácilmente.


Separamos las claras de las yemas y reservamos.


En un bol agregamos las dos claras, el azúcar y el azúcar avainillado y con la ayuda de un tenedor mezclamos todo bien. A continuación añadimos las 3 cucharadas de nata líquida y removemos hasta que todos los ingredientes nos queden perfectamente ligados (mezclados) en una crema.





Añadimos la almendra molida, mezclamos todo. Ha de quedarnos una mezcla bastante pastosa. Ya tenemos la masa de las galletas preparada, si la probáis así en crudo comprobaréis que está buenísima... no la acabéis!, dejar algo para hornear.




Con la ayuda de una cuchara de metal vamos colocando montoncitos de pasta sobre el papel sulfurizado, separados entre sí por unos 2/3 centímetros aproximadamente.




Hornearemos durante 15 minutos aproximadamente, todo dependerá del horno que cada cuál tenga en su casa, a 180 grados en la parte central con aire arriba y abajo.

Sabremos que las galletas ya están listas porque tendrán un color tostadito muy bonito, tirando a marrón. En ese momento las sacaremos del horno y las dejaremos enfriar, si las tocáis notaréis que están blandas y esponjosas, no os preocupéis, según vayan enfriando se volverán crujientes.




Si optáis por bañarlas en chocolate negro... Troceamos el chocolate y junto con el aceite lo ponemos al baño maría hasta que se funda, removemos bien para que los dos ingredientes se integren perfectamente. Una vez frías las galletas las bañaremos generosamente con la cobertura de chocolate. Dejaremos enfriar para que el chocolate se endurezca.









ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO. BUEN PROVECHO. NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA RECETA.

Comentarios

Entradas populares